Por qué tener un Au Pair: ventajas del programa

Tener Au Pair puede darle un cambio rotundo a tu vida y facilitarte el día a día de manera sorprendente. Cada vez son más las familias que demandan un Au Pair y se animan a participar en el programa, especialmente recomendado por otras familias. 

Si estás pensando en tener un Au Pair, te recomendamos conocer sus ventajas:

  • Es una opción asequible: el Au Pair convivirá con la familia y será un miembro más. Sin embargo, los costes que supone un Au Pair a la larga se diferencian del salario por horas que puede suponer contratar una niñera. De la misma forma, cabe recordar que el Au Pair no es una niñera a tiempo completo y que cada país establece un máximo de horas semanales en las que el Au Pair puede trabajar.
  • Se amplía el acervo cultural: a diferencia de una niñera, el Au Pair es siempre una persona extranjera y abierta a aprender nuevas culturas, así como compartir la suya propia con la familia. El intercambio cultural que entonces se produce es enriquecedor tanto para los niños como para los padres y te sorprenderá la cantidad de cosas que la experiencia aportará a tu familia.
  • Horario flexible: Al tener una persona de confianza en la casa, los horarios y las tareas pueden ser más flexibles. Aunque es recomendable y considerado para el Au Pair tener un horario fijo establecido para la organización de los horarios, el programa te ofrece un cuidado flexible y de confianza en el que los niños no se verán obligados a salir de su ambiente cotidiano; esto hace que los pequeños pronto se acostumbren a la nueva situación y establezcan lazos con el nuevo miembro de la familia en el menor tiempo posible.

 

Tener Au Pair

 

  • Ayuda con tareas doméstica: el Au Pair puede realizar algunas tareas domésticas ligeras, siempre teniendo en cuenta que no se trata de un servicio de limpieza. Además, dentro de la convivencia diaria el Au Pair colaborará como un miembro más de la familia, con el fin de crear un ambiente agradable para todos. Es importante que se establezcan con antelación las tareas que el Au Pair está dispuesto a realizar; nuestro consejo es que tengas en cuenta que las responsabilidades no exceden de las de un Au Pair y que, a ser posible, tengan relación con el cuidado de los niños.
  • Cuidado más personalizado: en este caso, el Au Pair seguirá los métodos educativos que ve en casa, siempre adaptados de alguna manera a su personalidad. El Au Pair pronto sabrá qué está permitido y qué no y será, junto con los padres, una nueva figura de «autoridad», confianza y diversión para los niños. Si tu Au Pair es tímido o no sabe cómo tratar con los niños, mediante la convivencia diaria podrás ir estableciendo las pautas necesarias.
  • Aprendizaje sobre otras culturas e idiomas: si quieres que tus hijos se relacionen desde bien pequeños con otras razas, culturas e idiomas, el programa Au Pair es perfecto para tu familia. Si inculcamos a nuestros hijos a convivir entre personas procedentes de diferentes culturas desde una temprana edad, valores como la tolerancia y el respeto por lo diferente estarán siempre presentes en sus vidas. Además, la oportunidad de aprender un idioma nuevo con el menor esfuerzo es importantísimo en un mundo cada vez más internacional.

Deja un comentario