Cómo ser Au Pair: cualidades de un Au Pair

Las cualidades de un Au Pair: la experiencia y algunas destrezas te ayudarán a ser Au Pair y harán de tu estancia una experiencia inolvidable. A continuación encontrarás ideas y recomendaciones para ser Au Pair.

Para ser Au Pair es recomendable tener experiencia en el cuidado de niños, tanto para encontrar una Familia Anfitriona en el menor tiempo posible como para que tu estancia resulte más sencilla. Esta experiencia se puede adquirir en actividades diarias y sencillas de realizar: hacer de canguro, haber cuidado de familiares (hermanos, primos, etc.), haber realizado prácticas o voluntariados en campamentos, etc.

Para que te hagas una idea, como Au Pair deberás realizar estas actividades entre otras:

  • llevarlos y recoger a los pequeños de la casa
  • preparar sencillos platos y darles de comer
  • jugar y entretener a los niños durante la jornada de trabajo
  • acompañarles a las actividades extra-escolares

Además, el Au Pair deberá favorecer a una convivencia agradable y ayudar en las tareas cotidianas como un miembro más de la familia. Los Au Pairs también pueden realizar tareas domésticas ligeras, especialmente si estas están relacionadas con el cuidado de los niños.

A cambio de tu ayuda, la Familia Anfitriona deberá proporcionarte:

  • alojamiento y manutención gratuitos
  • una habitación para uso personal
  • una paga semanal o mensual que variará dependiendo del programa oficial en el país anfitrión

Una ventaja adicional que recibe la Au Pair es que tiene el tiempo para asistir a una escuela de idiomas y en su tiempo libre puede disfrutar del país de acogida.

Si crees que puedes cumplir las expectativas del programa y te interesaría descubrir la cultura de un nuevo país a través de la convivencia con una familia nativa, crea tu perfil en AuPair.com y encuentra ya tu familia ideal.

Deja un comentario